Tiempo fuera: un espacio para la reflexión
08:00 AM / 16/03/2017-Mariana Tello
Agencias

La técnica del tiempo fuera se basa en los principios de la Modificación de la Conducta. Consiste básicamente en la retirada de atención que recibe el niño tras realizar episodios agresivos, conductas  inadecuadas, separándolo físicamente del espacio actual para trasladarlo a su habitación u otro lugar por un breve espacio de tiempo.

 

 

El tiempo fuera no debe ser usada nunca como un castigo. La idea es que sea un tiempo de reflexión o parada que, por un lado, el niño pueda usar para pensar en lo que hizo y, por el otro, detenga su mal comportamiento. Es una manera de enseñarles  a los niños a recuperar el control de su propia conducta y pensar cómo deberían actuar de forma alternativa.

 

La psicopedagoga Idelmary Morales destaca las características de esta técnica:

 

 

(1) El tiempo fuera es una técnica de disciplina sencilla y segura.

 

(2) Ayuda a controlar conductas, nos ayuda cuando deseamos eliminar conductas, control de rabia e iras, a no usar la manipulación.

 

(3) No puede aplicarse por mucho tiempo, hay que aplicarla muy bien para que no se confunda en castigo.

 

(4) Ayuda al niño a analizar lo que hacen.

 

(5) A discernir entre lo bueno y malo.

 

 

Sin embargo, destaca la psicopedagoga que otras tendencias hablan de la técnica con preocupación porque puede que enseñe al niño a respetar mediante el castigo. También que puede fomentar sentimientos como la tristeza, temor, humillación, confusión, rabia entre otros.

Conoce tres grandes beneficios de jugar con arena.
Publicidad
Publicidad
Saludamos a todos nuestros seguidores
0Comentarios