El exceso de mimos influye negativamente en los niños
03:00 PM / 17/03/2017-M. Tello / Agencias
Agencias

Aunque como padre desees lo mejor para el niño y busques la manera de complacerlos y atenderlos para que no sufra puede que en ocasiones se presente el exceso de mimos.

Ciertamente los mimos en la crianza son necesarios, el problema radica cuando llegan los excesos, que a la larga puede tener consecuencias negativas para el niño.

Un niño mimado, en general  muy protegido, es a la larga un niño tirano, dependiente, inseguro, poco autónomo, con baja tolerancia a la frustración y puede que con dificultades para relacionarse con sus iguales, lo que no sólo va a afectar a su vida de niño, sino que puede condicionar también su vida de adulto.

 

 

“Hay que ser sumamente cuidadoso para que la sobreprotección no se convierta en una estilo de vida y consigamos que los hijos se conviertan en hombres y mujeres inseguros”, precisó Morales a PITOQUITO.

Lo que hace sufrir a un niño no es que les digamos que no, sino que se le de todo lo que quieren.

 

En resumen,  el exceso de mimos influye negativamente en los niños y hace que:

 

 

- Sean niños con baja tolerancia a la frustración, y les cuesta manejar sus emociones.

- Sean menos autónomos y más dependientes.

- Reclaman ser el centro de atención.

- Tienen más rabietas y se enfadan más. Son más tiranos.

- Tienen más dificultades para manejar y resolver conflictos.

- Les cuesta más ponerse en el lugar de los otros.

- Antes los errores o los fallos tienden a culpar a los demás.

- Pueden desarrollar una baja autoestima.

 

Para evitar estas situaciones se deben tener en cuenta:

 

 

*Decir "no" es bueno, el "no" ayuda a crecer a los niños.

*Saber gestionar las rabietas.

*Dar responsabilidades a los niños, desde hacerse la mochila, hasta poner la mesa y hacerles responsables de sus tareas.

*No hacer las cosas a los niños, lo que vayan pudiendo hacer, es bueno que lo hagan. Los padres acompañan y enseñan, pero no se le debe hacer todo.

*No hiperproteger.

*Corregir desde el cariño, con lenguaje positivo, pero corregir conductas y comportamientos inadecuados.

Hoy Tonito tuvo un fuerte dolor de estómago. Descubramos juntos que enfermedad tiene.
Publicidad
Publicidad
Saludamos a nuestros lectores
0Comentarios