Cinco acciones para criar niños bondadosos
03:00 PM / 16/04/2017-Mariana Tello
Agencias

Pitoquito y sus amigos se esfuerzan cada día por hacer el bien, por colaborar en las actividades escolares, participar en apoyo a sus compañeros y maestros, además del trabajo diario en casa con sus padres y hermanos siendo colaboradores y solidarios ante las necesidades de ellos. 

Conversando entre ellos la importancia de ser solidarios y bueno con los demás, conversaron con la psicóloga Vanessa Muñoz sobre cómo mantener la bondad en los niños con ayuda de los padres. 

 

 

 

La bondad es un valor, una cualidad humana susceptible a ser cultivada en cualquier ser humano y es especialmente manejable en los niños. A partir de los 2 años ya se pueden ver comportamientos altruistas en los niños, como prestar un juguete o consolar a otro niño que está triste.

Los padres tienen la responsabilidad de criar en valores, en positivo, germinando semillas que crearan el adulto compasivo, solidario y capaz del mañana.

 

¿Qué podemos hacer para fomentar la bondad en nuestro pequeño?

 

1.- Enseñar con el ejemplo: La bondad es un concepto intangible que se hace visible a través de acciones, no vale solo hablar de la bondad, se tiene que SER bueno y debemos comenzar desde el hogar. Revisemos el tono en el que hablamos, como corregimos y cuantas acciones bondadosas llevamos a cabo en nuestra casa, con nuestra familia. Este será el primer paso para crear un “archivo” de buenas acciones en nuestros hijos, que podrán repetir cuando no estén con nosotros.

 

 

 

2.- Cultivar la empatía: El reconocer los sentimientos y sus causas en los demás es fundamental a la hora de incrementar nuestra bondad. Hay que enseñarles a nuestros hijos que los actos tienen consecuencias y que pueden alegrar a los demás (y que esto a su vez nos alegra a nosotros).

 

 

 

3.- Agradece lo que tienes y enséñale a tus hijos a valorar lo que les rodea.Una amplia consciencia de las bondades que poseemos nos lleva a desearlas para todos y actuar en consecuencia.

 

 

 

4.- Utiliza cuentos y juegos que fomenten la educación en valores. Como recurso, las experiencia y moralejas que nos dejan las historias pueden servirles a la hora de juzgar y analizar una situación que estén experimentando y mediante el juego ya han puesto en práctica mucha de las soluciones.   

 

 

 

5.- Asiste con ellos a realizar alguna actividad benéfica: Inclúyelos al momento de donar artículos que ya no utilicemos a comunidades necesitadas, aliéntalos a apoyar a sus compañeros, edúcalo para incluir la diversidad y apoyar a las personas con discapacidad, a no discriminar y a pensar en el prójimo.

 

 

 

Fomentando actos de bondad estamos creando niños felices, satisfechos y sobre todo listos para enfrentar la vida con empatia. 

La oftalmóloga Okarina Jiménez presenta una serie de recomendaciones para cuidar la vista de lo
Publicidad
Publicidad
Saludamos a nuestros lectores
0Comentarios