Publicidad

Actualizado hace 11 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
08:11 AM / 03/03/2017
Del ecograma a la cuna: Lo que cuesta nacer en Venezuela
Daniela Bracho
5
Cortesía

Génesis Chávez y su esposo tienen cuatro años de casados y esperan con ansias la llegada de su primogénita. Lo que la bebé no sabe es que, desde antes de nacer, ha contraído una deuda millonaria con los que serán sus padres. Este embarazo le ha costado a la familia Franco Chávez más de 200 mil bolívares entre medicamentos, consultas, exámenes, y apenas va por el quinto mes. El pronóstico, hasta donde han calculado, indica que la pareja tendrá que contar con al menos dos millones de bolívares para el momento del nacimiento. Y luego vienen más gastos.

Lo imprescindible cada mes para cualquier mamá son las consultas ginecológicas. En el caso de Génesis, estos gastos se triplican por su condición de diabética. Además del control natal, es vital que acuda mensual al endocrino y cada tres meses al nutricionista. Los tres especialistas deben trabajar en conjunto al tratar a esta paciente.

“Cuando me di cuenta que estaba embarazada tenía un mes y medio. En noviembre de 2016 la consulta con el ginecólogo me costó 10 mil y 10 mil el ecograma, es decir, todo 20 mil. El 9 de enero regresé a consulta y ya habían aumentado a 15 mil la consulta y 15 el ecograma. Como soy diabética, mis controles no deben ser mensuales sino quincenales, entonces cada 15 días debo pagar la suma de dos consultas y un ecograma (45 mil bolívares). Sumado a eso, me mandaron a hacer todos los exámenes, hematología completa (5 mil bolívares), tiroides (16 mil bolívares), orina, hemoglobina glicosilada (diciembre en 5 mil, enero 23 mil bolívares). Aparte tengo que tener consulta con el endocrino, que me cuesta 12 mil 500 bolívares”.

Tan solo un ecograma morfogenético costó 32 mil bolívares el pasado 9 de enero. Gasto que deben repetir estos padres en la semana 20.

Las vitaminas y minerales son básicos durante toda la gestación, para fortalecer a ese bebé que se está desarrollando y que la mamá se encuentre en óptimo estado de salud. Algo tan sencillo, también se ha convertido en una pesadilla en Venezuela.

“Tomo Maternavit, cápsulas con todas las vitaminas, esa me costó 6 mil bolívares la caja que trae el mes completo, ácido fólico (mil 200 bolívares la caja de 20 pastillas), calcio natal (2 mil 500 bolívares), hierro (mil 400 bolívares, no dura el mes), hay otra que es ácido fólico con hierro que trae todo pero es más costosa. También debo tomar vitamina C, dos cápsulas diarias, dos cajas mensuales y cada caja vale 2 mil 100 bolívares porque es sin azúcar”.

El tratamiento para la diabetes debe seguirse al pie de la letra, y en el caso de Génesis, debe inyectarse insulina cuatro veces al día: “De las insulinas, uso Lantus. Esas algunas veces la dan en el Seguro Social, en el Hospital Adolfo Pons. Cuando hay, la retiro porque estoy inscrita en el hospital, la doctora me da un récipe y la retiro en la farmacia. Pero desde julio de 2016 no hay, entonces la he comprado en 5 y 6 mil bolívares cada frasquito que dura 28 días. Tengo que ponerme una inyección diaria de Lantus. También debo inyectarme otra insulina que se llama Novorapid, tres veces al día con cada comida, es de acción rápida, cuesta 3 mil bolívares y me dura un mes. No puedo dejar de inyectarme ningún día, son obligatorias”.

“Uso un aparato para medirme la glicemia, las tiras reactivas no se consiguen por ningún lado en Maracaibo. Las vi por internet en 50 mil bolívares. Es una ruina. Yo tenía unas guardadas y mi mamá también, eso me ha ayudado a disminuir los gastos en ese sentido, pero ya me veo obligada a comprar las que vi en internet porque se me están acabando. Cada trimestre la glicemia cambia, entonces un día tengo que medírmela tres veces, al día siguiente dos veces y así hasta que se estabilice. Desde que salí embarazada me sube y me baja, entonces me la mido entre dos y tres veces al día. Lo normal es medírsela un día sí y otro no”.

 La escasez de productos de la cesta básica y los altos precios de sus equivalentes importados, hacen el cumplimiento de la dieta una misión casi imposible. Génesis debe seguir una alimentación lo más balanceada posible, por su embarazo pero sobre todo por la diabetes que padece. Se duplican los controles en este sentido: “En cuanto a proteína, tengo que comer cuatro días carnes blancas y tres días carnes rojas. El pollo es lo más caro, el pescado, y como carnes rojas, lo que sea; tengo que comer frutas pero como hay muchas muy caras, trato de comprar las que rindan más”.

Una sola manzana o pera pueden costar hasta dos mil 500 bolívares. El kilo de patilla en 700, el de naranja en 400, el de melón en mil 200, el de mandarina  en mil, la guayaba entre 800 y mil bolívares. El cambur puede conseguirse en mil 200 bolívares por kilo. En enero de 2016, el kilo de patilla podía costar hasta 100 bolívares, la guayaba solo 300, el melón  600 y la mandarina en 500 bolívares.

No puede comer arepas de harina de maíz porque sube sus niveles de glicemia, a menos que incorpore a la masa afrecho o linaza. De resto, debe desayunar o cenar pan integral: “Pero solo 200 gramos de afrecho me costaron 700 bolívares en 2016. Cada paquete de pan integral me cuesta 2700 y no me dura ni una semana”.

El yogurt es una buena opción para merendar, pero cada litro puede costar hasta 7 mil bolívares. Si es acompañado con granola sin azúcar, se suman 2 mil 600 a la cuenta.

 Desde 800 mil hasta 2 millones 500 mil bolívares puede costar una cesárea en Maracaibo. En diciembre de 2016, la pareja solicitó en una clínica el presupuesto para esta intervención: un millón de bolívares. Otra sorpresa fue la que se llevaron al preguntar en enero: “Pensábamos que la cifra de mantenía y que quizás para mi parto en julio aumentaría hasta un millón 500 (…) Le volvimos a preguntar a la doctora para saber un aproximado para esa fecha, porque obligado debe ser cesárea por mi condición de diabética (…) Ahorita la cesárea está en 2 millones y medio y que para mi fecha de parto, en julio, podía llegar a 4 o 5 millones. Tengo seguro, pero lo único que me cubre son 200 mil bolívares (…) Averiguamos en otras clínicas y lo más económico que conseguimos fue la cesárea en 800 mil, así que tuve que cambiarme de clínica y de médicos hasta que llegue la fecha de mi parto”, expresó la próxima madre primeriza.

Cuna, ropa e implementos para el bebé

Una cuna usada puede encontrarse entre 100 mil y 180 mil bolívares, y una nueva hasta en 400 mil: “La mandamos a hacer con un carpintero que hace cunas, camas, nos gustó cómo trabajaba. Salió en 400 mil bolívares. Pero esa misma cuna la vu en 600 mil a finales de diciembre (…) Le compramos un coche 200 mil bolívares, usado, pero en buen estado”.

“Hemos comprado algunas piezas de ropa, un monito en 8 mil, un body en 13 mil, franelillas en mil 700 y se pueden encontrar hasta en 2 mil 500 y 3 mil. Todo depende de la tela. Enterizos sin botas 17 mil, y los que vienen completos, de 20 a 30 mil bolívares”, manifestó sobre su recorrido por las tiendas infantiles.

Hasta 60 mil bolívares pueden cuatro teteros, y 30 mil bolívares un paquete de pañales de 30 unidades.

Ante este panorama, los futuros padres luchan por mantener la alegría, imaginando la familia que formarán con la llegada de su bebé: “Nosotros decidimos tener nuestro primer hijo, sabíamos que iba a hacer difícil pero claro, uno no sabe lo difícil que será hasta que se enfrenta a la realidad. Si no teníamos nuestro hijo ahora entonces no íbamos a tener familia porque la situación del país no va a cambiar pronto”.

 

Thajía Di Gaetano

¿Te gustó la nota?
Publicidad
5
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
5Comentarios

1

Fadul Levi 06/03/2017 08:26 AM

Lo mejor que le puede pasar a la humanidad, es un control estricto de la natalidad. El ser humano solo satisface su individualismo y con ello está agotando la salud de la tierra. Los seres humanos somos el peor de los factores contaminadores y contaminantes sobre la tierra. Cualquier elemento físico transformado y re posicionado en la superficie terrestre, afecta el peso sobre la tierra, solo la población mundial ejerce presión sobre el globo terráqueo y el aumento de esta, mas la concentración de los medios de subsistencia, suma peligrosamente peso extra a la capa tectónica, lo que a la larga modifica la estructura geológica y con ello el equilibrio terreno, sin hablar del daño medio ambiental que aporta cada individuo. Bestia depredadora, para que queréis ser tantos?


2

Mary Villa 03/03/2017 04:27 PM

El día en que nací mi papá se quedó sin trabajo, gobernaba Jaime Lusinchi, mi mamá tuvo que trabajar recién parida y gracias a Dios era buena lactando, eran tiempos difíciles... En países como el nuestro con un sub desarrollo tan marcado, siempre será difícil formar una familia, sobre todo para los que no somos ricos; pero si vamos a esperar que la situación mejore, o irnos del país para formar un hogar, no tendremos la dicha de ser padres ya que el reloj biológico es algo que no se detiene. Lo más triste de todo es que dejamos a un lado la felicidad de esa experiencia única como lo es el embarazo, por estar calculando "cuánto cuesta nacer en Venezuela", y después dicen que la vida aquí no vale nada...


1

Fadul Levi 06/03/2017 07:59 AM

Excelente comentario.


3

Guerrero 310 03/03/2017 09:19 AM

Y los Chavistas hablan de Socialismo, Derecho a la salud gratuita, calidad de vida. Donde es eso señores? Ustedes aplauden como focas y los enchufado hundiendo más al país.


4

jcarrillo1234 03/03/2017 08:15 AM

En pleno socialismo, con un Dolar para medicinas en 10 Bs.. TODO EL AÑO


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS