Publicidad

Actualizado hace 74 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Deportes
09:12 PM / 12/08/2017
Mo Farah se quedó sin quinto doblete seguido en su despedida de la pista
AFP
0
AFP

El británico Mo Farah, que deja las pruebas de pista para pasarse al maratón, no pudo completar su quinto doblete seguido, tras haber logrado el oro en los 10.000 metros en el Mundial de Londres-2017, y se tuvo que conformar este sábado con la plata en 5.000 metros.

La prueba fue ganada por el etíope Muktar Edris, que se impuso con un tiempo de 13:32.79, llegando con una clara ventaja a los últimos 100 metros sobre el británico, por lo que el esfuerzo de Farah al final fue baldío, terminando segundo, con 13:33.22, siendo el bronce para el estadounidense de origen keniano Paul Kipkemoi Chelimo (13:33.20), que había sido plata en la distancia en los Juegos de Rio-2016.

"Estaba bien preparado para esta prueba y sabía que podía vencer a Mo Farah. Tras disputar y ganar los 10.000 metros, él tal vez estaba cansado y no tuvo suficiente energía en los últimos metros para alcanzarme. Yo estaba más fuerte", dijo el etíope, ganador de la prueba, de 23 años.

A falta de 400 metros para el final, los tres etíopes (Edris, Yomif Kegelcha, que fue cuarto, y Selemon Barega, quinto) tomaron la cabeza, rodeando a Farah, sin darle mucho espacio para reaccionar.

"Acabé muy cansado. No es una excusa. Tácticamente, traté de cubrir cada movimiento, pero los etíopes tenían un plan que consistía, en que uno de ellos se iba a sacrificar. Es lo que hicieron y al final ganó el mejor. Me entregué. No me quedaba nada de energía al final", afirmó Farah.

"Pensaba que era posible alcanzar al primero, pero mis piernas no respondieron. Estaba encerrado. No me pasa normalmente, pero estaba encerrado y no pude salir", añadió el británico.
 
El Mobot de Edris 


El ganador, Edris, hizo el característico gesto que Farah hace tras cada victoria, el Mobot, en que pone sus manos encima de su cabeza.

"Mo tiene muchas victorias, pero yo ahora tengo una. Soy un nuevo campeón para Etiopía. Por ello hice el Mobot", dijo.

"He ganado el oro delante de su público. No tuvimos tanto apoyo en la grada pero lo hicimos. Hice el Mobot también por respeto a él", añadió el etíope.

Desde que en los Juegos de Londres de 2012 se hizo con el doblete de 5.000 y 10.000 metros, Farah, de 34 años de origen somalí, había ganado las dos pruebas en los Mundiales de Moscú-2013 y Pekín-2015, así como en la cita olímpica de Rio-2016, por lo que en esta ocasión no ha podido conseguir su quinto doblete consecutivo.

El atleta británico disputaba su último gran evento en las pruebas de pista antes de pasarse al maratón.

Antes de dar ese paso, tendrá dos últimas apariciones en la pista, en las reuniones de Birmingham y Zúrich.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS